Esta ginebra está inspirada en el barrio de Japón 🇯🇵 del que toma su nombre. Sus infinitos carteles verticales inspiraron él diseño de su imagen. La botella roja con acabado mate hace de ella, una pieza singular dentro del mercado y nos transporta al mundo de la cerámica japonesa.





Gin·za fue un proyecto en el que participe desde su inicio, encargándome de su dirección de arte y creando contenido mensual para sus redes sociales.